Síndrome de micción no coordinada

Es la imposibilidad de vaciar totalmente la orina almacenada en la vejiga por una incoordinación entre los músculos de la vejiga y del esfínter uretral y suelo pélvico

Suele ser más frecuente en niños que en adultos. En condiciones normales, cuando el músculo de la vejiga se contrae para expulsar la orina los músculos del suelo pélvico y del esfí­nter uretral deben relajarse para que la orina salga sin problemas. Cuando éstos en vez de relajarse se contraen a la vez que la vejiga obstruyen el paso de la orina, dificultando su salida.

El diagnóstico lo realiza el urólogo y el tratamiento inicial -y en ocasiones único- deberí­a combinar, en la mayorí­a de los casos, la fisioterapia, mediante técnicas de reentrenamiento miccional, que persiguen la coordinación y el control de estos músculos durante la micción, y el tratamiento psicológico, ya que la causa del problema se encuentra en este terreno, en muchas ocasiones.