La incontinencia fecal

Es la pérdida involuntaria de materia sólida, líquida o gases por una insuficiencia de la musculatura de los esfínteres del recto

La incontinencia fecal en el niño suele ser poco común, afectando a niños que presentan algún tipo de malformación congénita o bien disfunción muscular anorectal por cirugía de cualquier tipo en la zona perineal o bien por algún tipo de enfermedad neurológica (como por ejemplo la espina bífida).

El médico especialista será quien establezca si la fisioterapia está indicada como tratamiento a dicha patología. Siempre que haya una causa muscular subyacente la fisioterapia perineal estará indicada; incluso en aquellos casos de tipo neurológico, el tratamiento fisioterápico puede ser de gran ayuda, porque, si bien es cierto que a veces no se puede curar, sí podemos mejorar notablemente la calidad de vida de los pacientes.

La fisioterapia perineal propone un tratamiento conservador, no invasivo y sin efectos secundarios. Se emplean técnicas de electoestimulación, el biofeedback, los campos magnéticos para refuerzo muscular o técnicas manuales en el caso de los postoperatorios.

En los casos en los que el tratamiento de primera elección para corregir la incontinencia fecal sea la cirugía, la fisioterapia postoperatoria precoz será una gran aliada para optimizar los resultados conseguidos con la cirugía.